martes, 10 de marzo de 2015




Ya está.
Con accidente de mano de por medio, mucho pensar, hacer y deshacer, pero a tiempo.
Un encargo para una boda.
Gracias a la novia por su confianza y dejarme hacer a mi aire