domingo, 5 de agosto de 2012

desconectados

por estos motivos

desconectados
no se está nada mal.
Pero confieso que, como ahora,
a ratos busco que haya algún vecino sin contraseña.